Inicio > Críticas, Sociedad > Reflexión de la jornada

Reflexión de la jornada

Como más vale tarde que nunca, reflexionemos. A pelo.

(N.del.A.: por algún motivo, facebook detecta mi parrafada como spam, así que os lo público directamente aquí)

El capitalismo, a diferencia del otros modelos económicos y productivos de la historia, es un sistema capaz de reproducirse a sí mismo, de reinventar sus formas de actuar para que no caiga ninguno de sus pilares básicos (acumulación constante de capital, explotación del trabajo asalariado, niveles de producción creciente por los que cualquier otro sector se somete al financiero, etc.). Y si hablamos del Estado, que a fin de cuentas no deja de ser un instrumento más del capital para legitimarse económica e ideológicamente, entra en juego un factor más del sistema para mantenerse: la política y el parlamentarismo.

En el caso español, el mecanismo que se ha puesto en marcha podemos atribuírselo a sir John Gurdon: la clonación. Igual que la Primera Restauración borbónica se basó en una alternancia de dos partidos en el gobierno (liberal y conservador), la Segunda consiguió lo mismo a manos de J.Carlos de Borbón y Adolfo Suárez, que se limitaron a actualizar la Constitución de 1876 al siglo XX y a dejar hacer a la burguesía. 40 años después, ante la movilización cada vez mayor de una izquierda que sí podía amenazar a esta burguesía, frente a un PP que no podía seguir ocultando su condición de mafia organizada, un PSOE en caída libre en intención de voto y una monarquía tambaleante, saltó la alarma.

.

Había dos problemas a resolver: la movilización y conciencia cada vez mayores que podrían hacer peligrar el orden dominante, y la estrategia política al terminar la legislatura, que podría destruir al PSOE si optaban por un gobierno de coalición. Entonces, las empresas de comunicación optaron por rescatar el experimento de UPyD, a una escala mucho mayor. Primero, aprovechando la estrategia coordinada entre algunos trotskistas y los politólogos de la Complutense, empezaron con un nuevo partido ni-ni (ni de izquierdas ni de derechas): Podemos. Durante semanas y meses, el partido se benefició de monográficos y publicidad gratuita, con el visto bueno de magnates de la comunicación (Roures, Lara…) que nos pusieron a Pablo Iglesias hasta en la sopa. Cuando el partido creció demasiado, bastó que estos mismos medios (salvo su hoja parroquial, Público.es) bajasen un poco el volumen y metieran alguna crítica. Y mientras se preparaban las elecciones regionales, le llega el turno a Ciudadanos, que ha conseguido con UPyD lo mismo que Podemos con IU.

Fruto de esta ingeniería mediática, el tándem desprestigiado acabó siendo clonado en dos formaciones presentadas como el cambio, lo nuevo, la regeneración inmaculada y virgen, libres de todo mal y sin pecado concebidas. Los votantes descontentos del PP podrían votar a su nuevo partido liberal, recién salido de fábrica, y los del PSOE a su nuevo partido de la ilusión y el ilusionismo. Nuevos rostros y chaquetas limpias. El sistema encontró la solución para legitimarse de nuevo; ya no haría falta un pacto antinatural, porque gane quien gane, el futuro gobierno mantendrá las reformas emprendidas y seguirá el mismo camino. El capital está contento y respira tranquilo.
El debate decisivo del mundo mundial que promocionó Atresmedia el 7D ejemplifica la llamada prensa “libre” de la democracia burguesa, aunque la libertad se aplique únicamente a quienes poseen los medios. Resulta difícil creer que estos medios echen piedras contra sus propios intereses al apoyar opciones supuestamente hostiles; no es casual que en el debate únicamente fuesen invitados los cuatro integrantes del doble bipartidismo, aunque tampoco esperaba otra cosa de medios privados, con plena libertad para potenciar a quien deseen.

.

Voy a ahondar un poco más en las cuatro marcas del supermercado de mañana, aunque incidiré un poco más en los inmaculados para intentar que queden claras las intenciones del bipartidismo al cuadrado:

Partido Popular: sinceramente, y ya lo he dicho en otras reflexiones, si algún trabajador sigue votando por esta opción merece toda la represión que han estado ejerciendo. La crisis de los 2000 ha demostrado que el sistema de producción globalizado-neoliberal ha dejado de ser válido, pero el partido por excelencia de la burguesía y el nacionalcatolicismo se ha encargado de privatizar lo poco que quedaba del estado del bienestar. A nivel ideológico, respaldados por la caverna mediática cuyo privilegio ahora comparte con Ciudadanos, se han empeñado en hacernos creer que el capitalismo es el sistema natural del ser humano, tergiversando y torciendo cualquier argumento para intentar esconder sus intenciones. Falacias como la competitividad global, la liberalización comercial y financiera, la desregulación, la privatización, la austeridad, etc., que también está usando el candidato naranja, nos están llevando a que se produzca sólo donde es más barato hacerlo, donde se obtienen más beneficios, a que disminuya el gasto social en favor de la acumulación, o a que empeoren las condiciones de trabajo y aumente la precariedad, consiguiendo que los trabajadores compitan entre ellos en lugar de permanecer unidos contra quien les explota. Por último, a nivel social, el gobierno de este partido ha conducido al país a unas condiciones que difícilmente superan los mínimos de los derechos humanos, en cuestiones como la pobreza, la represión, las libertades individuales o la discriminación sexista, racista y clasista.

 

Partido Socialista Obrero Español: curiosamente, el único momento en que este partido recuerda que son socialistas y obreros es cuando recitan su nombre en los mítines. En el resto del tiempo, especialmente cuando están en el gobierno, tienen un problema notable de memoria, en cuestiones como la economía (donde dejan al Estado como un complemento para el desarrollo y le dan todo el poder al mercado, a sus ministros y a los años 90 me remito), el republicanismo, la laicidad del Estado, la organización territorial federal, la soberanía del pueblo frente a instituciones supranacionales o la participación en el imperialismo atlantista. No dudo de que hay bases que están convencidas de que esta opción es la mejor para España y que a nivel municipal e incluso autonómico están haciendo un buen trabajo, pero a nivel nacional también parecen haber olvidado de que Zapatero fue el producto mediático de los 2000, en aras del progresismo y el no a la guerra, y que González lo fue antes que él, cuando hacía falta encauzar el voto por una vía domesticada y llevó a un partido exiliado y minoritario a segunda fuerza de la restauración, gracias al apoyo ideológico de las empresas de comunicación y al económico de la Internacional Socialista y Willy Brandt. Pedro Sánchez también lo ha parecido olvidar, y se niega a ver que no es más que otro producto mediático dispuesto a venderse por conseguir publicidad como cualquier superestrella. Además, aprovechando que le han salido partidos por izquierda y derecha, han explotado al máximo la falacia de la equidistancia, aquello de que la virtud está en el término medio, con lo que parecen obviar que la clase explotadora y la explotada no tienen la misma fuerza a la hora de defender sus intereses. Quienes quieran votar a esta opción, obviando su historia (destrucción de la industria, OTAN, los GAL…), tened claro que sólo daréis paso a un nuevo ciclo político, y que por muchas reformas que emprendan volverán a caer en saco roto mientras no se tomen en serio su condición de socialistas.

 

Podemos: alias EnComú-ICV-EUiA, alias Compromís, alias Mareas gallegas. Un partido homeopático, con todo excipiente, ningún principio activo y una horda de fanáticos afirmando que “a mí me funciona”. En 2013, cuando IU se estaba acercando peligrosamente al umbral de intención de voto, los medios sistémicos se lanzaron intensa y agresivamente en una campaña de promoción que no se había visto en muchos años, aprovechando el ego de un politólogo acomodado que no consiguió la candidatura de IU para Europa. Pero considerando lo peligrosísimos que los pintan, ¿no encontráis curioso que un discurso tan radical de transformación encuentra altavoces y espacios cada noche en el prime time de TV, que los dueños del monopolio comunicativo estén haciendo una excepción? Igual que con el PSOE del 82, Pablo Iglesias está siendo protagonista de una euforia desmedida de una masa ya no tan grande preñada por el ilusionismo, más que por la ilusión. Me atrevería a decir que aquel PSOE estaba más a la izquierda que el Podemos actual, que ya ni se molesta en disimular en cuestiones como la OTAN (es difícil habiendo fichado al general que diseñó el bombardeo de Libia) o en la bendición que han recibido del poder financiero y empresarial de la CEOE: “lo importante es que ningún partido, ni siquiera Podemos, destrozaría ya la política económica actual” (J.Rosell); “los inversores deberían estar tranquilos con Podemos porque no creemos que haya alternativa al libre mercado” (P.Iglesias).

Los críticos contra ellos desde su izquierda nos enfrentamos a una cuestión de fe, a una irracionalidad colectiva que desea alcanzar un orgasmo político, pues en muchos casos nos vemos forzados a enfrentar argumentos racionales con sus consignas fáciles para captar a cuantos más mejor, sin importar que sean falangistas o anticapitalistas. En otros casos, nos ponen enfrente algunas declaraciones que nos hacen dudar de si están hablando en serio o bajo el efecto de algo, como la del filósofo de cabecera de la formación y candidato al Senado, Alba Rico: “la gente normal, en resumen, aún podría ganar si no os empeñamos en ser de izquierdas”. Pero al igual que sucedió en el 82, de poco sirven argumentos y razones cuando el ilusionismo impone su efecto narcotizante y nos hace retroceder en la lucha de clases, dando paso a la desmovilización y la paz social y haciendo de la política un espectáculo más.

Seguramente, quienes les votéis estaréis pensando que estáis eligiendo la indignación de la gente, el espíritu del 15M o el de DemocraciaRealYa, o que optáis por el cambio. Al menos planteaos quiénes son esos indignados, quiénes protestaban y por qué, qué pedían, si respondían a una actitud de ruptura o sólo de reacción por haber perdido sus comodidades, si han servido para los intereses de los trabajadores o para encauzar su ira. Si habéis ahondado un poco más en su filosofía puede que hayáis leído algo de Trotsky, de Laclau o de algún filósofo postmoderno, pero algo que no suele notarse hasta que es demasiado tarde es que cuando la izquierda se enquista en la academia son otros los que ocupan su sitio en la calle (muchas veces la extrema derecha), y que el populismo, aunque funcione a corto plazo, es un arma de doble filo que puede escorar hacia el fascismo. Personalmente, a mí me resulta imposible tener respeto hacia unos líderes de la gente que en la cercanía tienen actitudes clasistas, de falta de respeto hacia el resto de la izquierda, oportunistas hacia el sol que más calienta, que aceptan aquello de que ya no hay izquierdas y derechas, que niegan a definirse ideológicamente, que rechazan cualquier principio para captar más votos o que se toman sus programas como un conjunto de sugerencias.

 

Ciudadanos: al igual que no puedo tener respeto a los anteriores, ningún partido de la derecha lo merece tampoco. Sus propuestas responden a la ideología típica liberal, que pretende reducir al mínimo el Estado pero manteniendo las libertades mínimas para que parezca que todo va bien (en lo cual se diferencian de los conservadores). Por todo lo demás, en especial en la cuestión económica, son un calco del PP; no en vano sus propuestas son las mismas que la fundación FAES, think tank de este partido.

Como parece que el partido surgió de la nada, voy a hacer un poco de memoria. Ciudadanos nace en 2005 en Catalunya, impulsado por el sector más derechista del PP catalán, con Vidal-Quadras. Su líder, Albert Rivera, era asesor en LaCaixa y ex-militante del PP, aunque por dicha época apenas tuvo algún interés por parte de la derecha mediática. En 2009, algo que se comenta poco, la formación concurre con un partido de extrema derecha para las elecciones europeas, Libertas, contando con bastante financiación por parte de contratistas militares. Pero en 2014 empiezan a hormonar al partido desde las empresas de comunicación: entrevistas, programas, monográficos…, que en cuatro meses consiguen que pasen de un 5% de intención de voto a ser tercera fuerza en las encuestas. Para ello les financia, entre otros, FEDEA, el lobby de la patronal española de donde vienen sus propuestas económicas, y claro, las cuentas del partido empezaron a no cuadrar y crearon empresas pantalla que están saliendo ahora a la luz. Como era de esperar, su presencia en los medios superaba a la de PSOE, IU, UPyD y CiU juntos. Por otro lado, necesitaban cuadros, militancia, y para ello se valieron de la reserva de tránsfugas y arribistas de otros partidos, con excargos del PSOE, el PP  UPyD o Falange, que se dedicaban a coleccionar carnets. Algunos de ellos trajeron bajo el brazo algunos asuntos corruptos, y otros se los montaron una vez en C’s.

En materia económica, por si esto todavía no ha prevenido a alguien de votarles, su propuesta estrella es el contrato único; básicamente, que a menos que estés 8 o más años, la indemnización por despido será ínfima en comparación con la actual (8 días). No en vano la mayoría de inversores extranjeros están recomendando que se les vote. En el Parlamento Europeo también están demostrando su postura, votando lo mismo que los grupos del PP y el PSOE en la mayoría de asuntos. Por lo demás, dejando clara la intención de “regeneración” de la derecha, aquello de que cambie todo para que todos siga igual, la mayor baza de este partido es la oratoria de su líder y la explotación del conflicto en Catalunya, que despierta el espíritu reaccionario de los últimos nacionalcatólicos aunque su programa económico sea igual al de CDC. A no ser que tengáis trabajadores asalariados de quienes estéis obteniendo beneficios en vuestra empresa, cualquier propuesta de este partido va a perjudicaros en la misma medida que las del PP.

.

Por mi parte, mi opción esta vez va a ser la de Unidad Popular – Izquierda Unida, aunque la papeleta me va a quemar en las manos por el riesgo de que Garzón le venda IU a Iglesias. El goteo de los cuadros de IU a Podemos comenzó hace tiempo; de momento han destacado los oportunistas, traficantes de poltronas y mercenarios políticos, en especial Tania Sánchez (cuyo ridículo aceleró la desintegración de IU-Madrid). Pero lo que sucederá el lunes está por ver. El fantasma de los liquidadores planea sobre las sufridas bases de IU, con el peligro de tener al enemigo en casa. Igual que Carrillo dejó herido de muerte al PCE en beneficio del PSOE, la absorción de IU está presente en una nueva generación de izquierdosos con un peligroso déficit de formación ideológica. El candidato Garzón, intentando desesperadamente de captar a la izquierda más crítica, parece que ha descubierto la necesidad de criticar a Podemos, apelando al “viaje al centro” de Iglesias, pero resulta bastante difícil de creer su intención cuando IU irá de la mano de Podemos en Catalunya y Galicia. Ya que aún voto en Valencia, donde nos corresponden 15 escaños, hay una posibilidad de que uno de ellos se le conceda a UP-IU, que en este caso le correspondería a Ricardo Sixto, ya congresista y con un trayectoria que le hace merecer mi voto.

.

Se avecina una nueva travesía por el desierto para la izquierda, los daños serán elevados y los tiempos difíciles, pero no es la primera vez que nos enfrentamos a duras adversidades.

Salud y República.

Anuncios
Categorías:Críticas, Sociedad
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: